Els quadres: Isidre Nonell

Bodegón (1910)
Figura reclinada (1908)

Estudio (1908)
Abatimiento (1905)
Gitana (1904)
Miseria (1904)
Dolores (1903)
Estudio de gitano (1901)
Playa de Pequín (1901)
Anuncios

5 comentarios sobre “Els quadres: Isidre Nonell

  1. Ciertamente.
    Y es una pena que muriera prematuramente (1872-1911), ya que en su penúltima etapa (de la cual el Estudio de 1908 es una muestra) había realizado un giro cromático y temático que era realmente prometedor, mucho más luminoso y sereno.
    En su último año empezó a pintar bodegones, de un gran cromatismo pero mucho más oscuro.
    Toda una figura, este señor Nonell.

  2. Justo que me comentas todo esto sobre los giros de Nonell, estaba yo leyendo hace unas horas un artículo sobre el concepto de ‘estilo tardío’, con algunos teorizaciones de Thodor W. Adorno sobre el tercer período de Beethoven.

    Transcribo una parte por si es de tu interés: «La madurez de las obras tardías de artistas importantes no equivale a la de las frutas. Por lo general, no son redondas, sino que están arrugadas, incluso agrietadas, suelen carecer de dulzura y, ásperas y espinosas, se resisten a la mera degustación; les falta toda aquella armonía que la estética clasicista está acostumbrada a demandar de la obra de arte».

  3. Interesante el fragmento, muchas gracias. 🙂
    Adorno, polémico como es habitual, y con una visión (a mi parecer) parcial. Habría que preguntarle en qué obras se basa para justificar lo que dice, así como con qué parámetros considera que una obra es tal y como lo describe.
    Eso sí, sigue siendo en cierto modo una provocación que genera dinamismo, que más allá del “susto” inicial plantea cuestiones interesantes.

  4. Sin duda, Isidre Nonell es una de las máximas figuras de la pintura europea de entre siglos (XIX y XX), en los orígenes del expresionismo -antecedente el suyo poco reconocido de no ser por su influencia en el joven Picasso azul-, y un virtuoso en el uso de las gamas frías con sus impactantes gitanas, el cual conquistaba la luz al momento de perder la vida. ¡Qué control el de su pincelada, tan modulada y rítmica en su hermosa “Mujer reclinada”, la cual ha sido objeto de estudio para mí durante algún tiempo. Muchas gracias por este bello homenaje al gran pintor en este excelente blog. Saludos desde México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s